Consejos útiles para conducir (tu Volvo) en invierno

Consejos útiles para conducir (tu Volvo) en invierno


Es normal que te surjan dudas cuando viajas o haces traslados rutinarios con tu coche en los meses de invierno, que es cuando la carretera puede presentar problemas por factores climatológicos, y te ves en la necesidad de conducir con niebla, lluvia, nieve o hielo.

¿Qué ocurre si freno en la nieve? ¿Y si me encuentro placas de hielo? ¿Instalo neumáticos de invierno? ¿Es recomendable llevar cadenas para nieve? ¿Cómo puedo prevenir posibles riesgos antes de emprender un viaje?

Si buscas una experiencia de conducción sin sobresaltos y una sensación total de seguridad cuando las condiciones climáticas son adversas, en este artículo vas a encontrar algunos consejos útiles para conseguir un comportamiento estable de tu vehículo, y la garantía de poder disfrutar de la conducción en pleno invierno.

Llega donde quieras con tu coche, por muy mal tiempo que haga. Y hazlo sin sorpresas.

Aprende trucos para conducir en invierno

Conducción con hielo

Cuando la carretera está congelada y presenta placas de hielo, muy difíciles de detectar con antelación, la distancia de frenado puede verse incrementada en hasta 10 veces más de lo normal.

Reduce la velocidad, aumenta la distancia de seguridad, conduce de forma suave y evita realizar cualquier tipo de maniobra brusca con el volante, aceleraciones o frenazos. Emplea marchas largas en la medida de lo posible y no superes las 2.500 revoluciones por minuto.

Presta especial atención al estado de los neumáticos y lleva siempre un juego de cadenas en el coche.



Conducción con nieve

Aparte de instalar cadenas en las ruedas, procura evitar todo tipo de frenadas o maniobras bruscas. Es aconsejable mantener una distancia de seguridad mayor a la habitual y reducir la velocidad en curvas o terrenos inclinados.

Si te ves en la obligación de mantenerte parado por avería o porque las inclemencias del tiempo impidan continuar la marcha, es importante economizar al máximo el combustible.

Conducción con lluvia

En los días de lluvia y con el firme mojado, el asfalto se vuelve deslizante y los frenos del coche no reaccionan igual. Es recomendable reducir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad el doble de lo habitual, además de anticipar situaciones de riesgo revisando elementos del vehículo como neumáticos (estado perfecto y presión correcta), frenos, sistema de climatización, luces y escobillas limpiaparabrisas.

Comprobaciones rápidas de tu coche para la conducción en invierno

> Revisa el estado del sistema de luces, limpiaparabrisas, climatización, neumáticos, niveles de líquidos, batería, frenos, dirección y todos los accesorios imprescindibles en caso de avería (linterna, chaleco reflectante, juego de luces, fusibles, gato, triángulo de emergencia).

> Intenta que el depósito de combustible esté lo más lleno posible para evitar condensaciones.

> Comprueba que la viscosidad del aceite sea baja para facilitar el arranque cuando la temperatura exterior desciende, y reducir el consumo de combustible con el motor frío.

> Cerciórate de que el refrigerante del motor contenga un 50% de glicol y evitar así posibles roturas por congelación.

> Verifica el estado y nivel de carga de la batería de arranque.

> Utiliza líquido de limpiaparabrisas con anticongelante para evitar la formación de hielo.

> Instala neumáticos de invierno en todas las ruedas si hay riesgo reiterado de hielo o nieve.

> Haz ejercicios de conducción por pistas resbaladizas de forma controlada para aprender a conocer las reacciones particulares de tu coche.

¿Quieres poner tu Volvo a punto para el invierno?

Pide cita previa en cualquiera de los talleres de Servauto en Madrid, Majadahonda o Las Rozas.

Deja que las cadenas te eviten riesgos innecesarios

El uso de cadenas para nieve ayuda a mejorar la tracción de tu vehículo en condiciones invernales adversas. Lo aconsejable es llevar siempre un juego de cadenas en el coche, incluso cuando acaba la temporada de invierno, ya que hay lugares donde el hielo o la nieve te pueden sorprender en cualquier época del año.




Anticípate a las situaciones difíciles y evita riesgos con estos simples consejos:

> Monta las cadenas lo más tensas posible y apriétalas de manera periódica.

> No excedas la velocidad máxima especificada por el fabricante de las cadenas, y en todo caso, nunca circules a más de 50 km/h.

> Instala las cadenas para nieve solo en las ruedas delanteras, y esto también es aplicable a vehículos con tracción a las cuatro ruedas.

> Evita los socavones, baches y curvas ajustadas al conducir con cadenas para nieve.

> No circules por superficies sin nieve o hielo y evita el desgaste de las cadenas y los neumáticos.

> Algunos tipos de cadenas que se tensan pueden llegar a afectar algunos componentes de los frenos, y en ese caso no se aconseja su uso.

> No es recomendable montar cadenas en neumáticos de postventa o especiales con tamaños distintos de los originales.

Cuándo montar neumáticos de invierno

En Volvo te recomendamos el uso de neumáticos de invierno en las cuatro ruedas, adecuados para soportar condiciones invernales adversas o carreteras en mal estado y evitar incidencias si vives o te mueves con cierta asiduidad por entornos de montaña.

Cómo montar los neumáticos de invierno

Cuando cambies las ruedas de verano por las de invierno y al revés, marca con una señal el lado en el que estaban montadas. Puedes poner, por ejemplo, una (I) en el lado izquierdo y una (D) en el derecho.

Volvo diseña coches capaces de soportar los rigores del invierno nórdico y lleva más de 30 años probando sus vehículos en instalaciones situadas en la geografía helada y con el frío extremo del círculo polar ártico.

¿Crees que puede haber una gama de vehículos mejor preparada para soportar condiciones meteorológicas difíciles?           

No dejes nada al azar.  

Tienes un Volvo esperándote. Ven a probarlo.

Contactar con el concesionario
916 406 190Favoritos ()Comparar ()Búsquedas guardadas ()