¿Qué son las electrolineras?

¿Qué son las electrolineras?


Las electrolineras son puntos de recarga para las baterías de los coches eléctricos y los coches híbridos enchufables. Es así de sencillo, aunque la tecnología que tienen detrás no es nada simple. Como sabemos, para recargar un vehículo eléctrico o un híbrido enchufable, tenemos dos opciones principales: nuestro garaje privado o comunitario, o bien un punto de recarga —público o privado—, y cada opción tiene sus pros y sus contras.


¿Cuántas electrolineras hay en España?

Saber cuántos puntos de recarga para coches eléctricos hay en España es difícil. No se sabe el número exacto, pero sí se conoce con exactitud la posición de muchas de ellas. La referencia para saber dónde encontrar una electrolinera es Electromaps, una web que recopila la información sobre puntos de recarga en toda Europa. Este mapa de electrolineras es, como decimos, extenso, pero no intensivo. No están todas las que son, pero sí son todas las que están.

Se trata, además, de una comunidad en la que sus miembros participan subiendo fotos e información de puntos de recarga, o comentarios. Gracias a Electromaps sabemos que en España hay, en el momento en que escribimos estas líneas, 4.079 puntos de recarga registrados. Existen más, como adelantábamos, pero simplemente no están subidos a la plataforma.

Examinando el mapa podemos ver cómo las electrolineras se concentran, sobre todo, en Madrid y Barcelona, y en las respectivas comunidades autónomas. En las Islas Baleares hay una concentración interesante, dada la población de las islas, pero podemos comprobar cómo en otras ciudades y provincias el número total de puntos de recarga es mucho menor.

¿Cómo funciona una electrolinera?

No vamos a entrar en el mecanismo detallado de funcionamiento de una electrolinera, sino más bien en cómo en la operativa en la misma. Si nos fijamos en el mapa de puntos de recarga, veremos que cada uno de ellos tiene una serie de símbolos asociados que indican el tipo de conectores disponibles en la instalación, así como otros datos como el coste de recarga, si hay que reservar antes de acudir…

Es muy importante seleccionar un punto de recarga que disponga de conectores compatibles con el vehículo. Existen seis tipos de conectores:  Schuko, SAE J1772, MENNEKES, CCS, Connector Scame y CHAdeMO. Los tres primeros son los más comunes. Además, conviene saber el modo de carga que ofrecen. Estos son cuatro:

  • Modo 1: sin comunicación con la red, utiliza una toma de corriente convencional Schuko.
  • Modo 2: comunicación baja con la red. El cable cuenta con un dispositivo intermedio de control piloto que sirve para verificar la correcta conexión del vehículo a la red de recarga.
  • Modo 3: tiene un grado elevado de comunicación con la red. Los dispositivos de control y protecciones se encuentran dentro del propio punto de recarga, y el cable incluye hilo piloto de comunicación integrado.
  • Modo 4: con un grado elevado de comunicación con la red. Hay un conversor a corriente continua y solo se aplica a recarga rápida.

Ahora tan solo resta saber si vamos a realizar una carga semi-rápida, o una rápida (existen, además, la carga lenta y normal, pero son para uso doméstico), esperar el tiempo que deseemos para alcanzar la carga necesaria, y pagar por el “repostaje”.

 

Fuente: https://tecvolucion.com

Contactar con el concesionario
916 406 190Favoritos ()Comparar ()Búsquedas guardadas ()